Accidentes in itinere

La vuelta al trabajo, después del periodo vacacional, debe ser tomada con calma para conseguir incorporarnos a la rutina sin mayores consecuencias. Una de las principales a tener en consideración son los accidentes “in itinere” (locución latina que significa “en el camino”).

En España, según el artículo 115 del Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social se entiende por accidente laboral o de trabajo, toda lesión corporal que el trabajador sufra con ocasión o por consecuencia del trabajo que ejecute por cuenta ajena. A partir de 2005, la definición de accidente laboral también incluye a los trabajadores autónomos que previamente así lo soliciten a la Seguridad Social y abonen las cuotas sociales correspondientes a la cobertura de contingencias laborales.

Los accidentes “in itinere” son aquellos que ocurren en el desplazamiento del trabajador al ir o al volver de su puesto de trabajo. Son los trayectos que se hacen con mayor tensión, ya que siempre hay prisas y un montón de cosas en las que pensar menos en el tráfico que nos rodea. Siete de cada diez accidentes se producen en estos itinerarios.

Para evitarlos, debemos concienciarnos de que en los trayectos de ida y vuelta al centro de trabajo que se realizan a diario hay un riesgo de accidente de tráfico que se puede conocer y prevenir.

Asimismo, debemos sensibilizar al entorno de los conductores, jefes, empleados, familia… para evitar que con sus acciones y comportamientos sean un factor de riesgo añadido (llamadas de teléfono, mensajes, prisas, distracciones…) que puedan provocar accidentes.

También debemos plantearnos otras opciones de movilidad alternativa al vehículo propio, tales como el uso del transporte público, la bicicleta o trayectos a pie.

Como la seguridad comienza al salir de casa, desde la DGT y desde el propio sentido común, para evitar los accidentes “in itinere”se aconseja a los conductores evitar los trayectos rutinarios, las prisas, y las distracciones, debiendo concentrarse en la conducción.

Para conseguir la implicación de las empresas en la seguridad vial, y tratar de evitar estos accidentes, dentro de la dinámica empresarial se hace necesario incluir la seguridad vial en los planes de prevención de riesgos laborales. Además, se puede colocar un pequeño cartel en el que se les recuerda a los trabajadores que el desplazamiento de casa al trabajo y viceversa es un tramo de concentración de accidentes, en el que hay que poner toda la atención porque “el trabajo más urgente es seguir  vivo”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta