Barrera de seguridad

La instalación de barreras de aparcamiento en garajes son una garantía para evitar que un intruso invada la plaza de parking del vehículo durante tu ausencia.

Dada su versatilidad y variedad de modelos y situaciones en las que te puedes encontrar, debes asesorarte bien para saber qué barrera guardaplazas para parking es la más adecuada para la plaza de aparcamiento de tu vehículo.

¿En qué situaciones hay que instalar barreras de aparcamiento en garajes y parkings?

Está claro que lo que pretendes es reservar tu sitio de aparcamiento para que un intruso no utilice tu plaza mientras estás ausente. Pero ¿qué situaciones son las más comunes en las que debes recurrir a barreras de aparcamiento en garages?

Si tu plaza de aparcamiento está en un garaje a pie de calle o en un garaje subterráneo, habitualmente en el edificio donde tienes tu residencia habitual (o cerca de la misma), el intrusismo es menor y está más controlado, porque solamente tienen acceso los vecinos que cuentan con una llave.

Aun así, hay vecinos que no tienen reparo en utilizar las plazas que no son de su propiedad, o incluso compartirlas con los invitados que acuden a su domicilio. El argumento más utilizado es el mismo que se utiliza para parar en doble fila en las calles: “solo era un momento”. Pero en ese momento es en el que tú regresas de trabajar, de recoger los niños del colegio o de hacer la compra y tu plaza está ocupada por alguien que no tiene permiso para ello.

Más frecuentes son los casos en los que la plaza para aparcar tu coche o motocicleta se encuentran en tu residencia de recreo, puesto que no la utilizas con la misma frecuencia que la de tu vivienda habitual. Aquí el argumento más frecuente es el de “la he usado porque hacía días que no venía nadie”.

¿Te imaginas trasladarte a tu residencia de recreo para disfrutar del fin de semana o de tus vacaciones y que no puedas aparcar en tu propiedad porque alguien la está usando sin tu consentimiento? Lo más probable es que, en el momento en el que llegas para disfrutar de tu vivienda, la persona que invade tu parking no se encuentre en su domicilio y tengas que esperar para disfrutar de tu descanso.

Tanto en las residencias habituales como en las segundas residencias, además, podemos encontrarnos con otro tipo de situación: las plazas de aparcamiento al aire libre en un patio adyacente al edificio, con o sin barrera de acceso. En estos casos, es absolutamente necesario instalar barreras guarda plazas en tu parking con la finalidad de disuadir a quien quiere invadir tu propiedad en tu ausencia.

¿Cómo saber qué tipo de barreras de aparcamiento en garajes debes instalar?

Existe un amplio catálogo de variedades para proteger tu aparcamiento del intrusismo, que van desde un poste rígido anclado al suelo, hasta las barreras con tres puntos de anclaje.

A la hora de escoger la barrera para reserva de parkings y garages puedes elegir entre:

1. Barrera de parking con cierre mediante candado: El candado permite su apertura y cierre de forma cómoda y, en caso de avería, basta con cambiar el candado estropeado.

2. Barrera para parking con cierre mediante cerradura: La cerradura perdmite accionar la apertura y cierre de la barrea sin tener elementos adicionales para su bloqueo.

3. Barrera guardaplazas automática: es el sistema más cómodo. La barrera se acciona mediante un mando a distancia. Así no hay que salir del coche para poder subirla y bajarla según la necesidad..

Protege tus garages con barreras guardaplazas de fácil instalación y así garantizarás con seguridad que tu propiedad estará protegida del uso ajeno y no será utilizada en tu ausencia sin consentimiento.


¿Hablamos?

Departamento Comercial y de Atención al Cliente:

Teléfono: + 34 961602426
e-mail: sales@divetis.es
HORARIO DE ATENCIÓN AL CLIENTE:
LUNES A JUEVES: 08:00 a 14:00 y 15:00 a 17:30h
VIERNES: 08:00 A 14:00 h
SÁBADOS Y DOMINGOS: Cerrados

Artículos relacionados:
https://www.divetis.es/seguridad-delimitacion-proteccion/

https://www.divetis.es/sistema-anticolision-almacenes-una-solucion-rentable/