rampas-bordillos-beneficios-usos

Beneficios de utilizar una rampa salvabordillos

Beneficios de utilizar una rampa salvabordillos

Aunque a muchos de nosotros no nos lo parezca, un solo escalón puede resultar un enorme obstáculo. Ya no solamente para personas con movilidad reducida, sino en nuestro día a día. Tanto para la proteccion de coches, como si te mueves en silla de ruedas o llegas a casa con una enorme compra, una rampa salvabordillo puede resultar imprescindible.

¿Qué es una rampa salvabordillo y para qué sirve?

Las rampas salvabordillo permiten evitar desniveles verticales y pueden ser utilizadas por cualquier persona que requiera de una ayuda para sortear estos obstáculos.

Es una de las medidas de accesibilidad más utilizadas y habituales. Además, es la opción más adecuada para facilitar el acceso a personas discapacitadas, en detrimento de las escaleras.

Las ventajas que te brinda una rampa salvabordillo son muchas. Tienen un nulo o un muy bajo coste de mantenimiento una vez que las hayas instalado. Su uso te ofrece una comodidad extra y mejora tu calidad de vida.

Se trata, además, de una solución universal, que va a servir tanto a personas con una movilidad reducida como a personas en silla de ruedas, personas mayores, etc.

Cuando son rampas portátiles, tienen un escaso impacto visual, además de que su instalación se realiza de forma inmediata. Son perdurables en el tiempo y se pueden instalar tanto en interior como en exterior.

Tipos de rampa de acceso

Como ya hemos mencionado, el objetivo de estas rampas es comunicar dos superficies que se encuentran a distinto nivel. A la hora de instalarlas o construirlas, tienes varias opciones, tanto en cuestión de materiales como en cuestión de diseño, pudiendo ser fijas o móviles.

Antes de decantarte por un tipo u otro, es importante que valores qué tipo de barrera arquitectónica quieres superar y el entorno en el que va a ser instalada. Después, teniendo en cuenta el uso que vayas a darle, podrás decidir si es más conveniente una fija o una móvil. Por último, debes tener en cuenta que una rampa de acceso para personas discapacitadas no debe superar nunca un 10 % de inclinación.

Veamos, a continuación, los distintos tipos que podemos instalar:

– Rampa fija de obra

Este tipo de elemento de acceso es permanente y normalmente se coloca para sortear un desnivel medio a elevado. Al ser un elemento arquitectónico, deberá quedar debidamente integrado en el entorno.

– Rampa fija prefabricada

Estas se utilizan preferentemente cuando se trata de salvar un desnivel en zonas donde no hay un flujo de tránsito excesivo. Si bien son fijas, se pueden desplazar con facilidad. Por ponerte un ejemplo, son el tipo de rampas que vas a encontrar en jardines de viviendas particulares y en accesos a parques naturales.

– Rampas plegables

Las rampas plegables y portátiles se usan sobre todo para pequeños desniveles. Son muy prácticas porque se pueden mover, transportar y almacenar con gran facilidad. Al almacenarlas, su tamaño queda reducido a la mitad.

– Rampas telescópicas

Están formadas por dos carriles independientes que permiten disminuir o alargar la rampa, adaptándose de esta manera a las necesidades del usuario.

Gracias a esta cualidad, con ellas puedes sortear diferentes pendientes y alturas. Además, también cuentan con distintas anchuras para que puedas elegir la que te conviene según tus circunstancias.

Normativa vigente para la rampa de acceso

A la hora de construir una rampa salvabordillo, no debes olvidar las cuestiones técnicas en cuanto a accesibilidad, utilidad y seguridad. Siempre es recomendable que cuentes con el asesoramiento de un profesional que pueda garantizar el cumplimiento de la normativa vigente y de los requisitos de accesibilidad. Pero, veamos cuáles son estos requisitos.

Actualmente, las rampas de acceso deben ajustarse a las siguientes directrices:

  • Pendiente. Este punto va a depender de la longitud que tenga. Cuando se trata de una rampa de menos de tres metros, no debe superar un 10 % de desnivel.
  • Desnivel. Si mide entre 3 y 6 metros, la inclinación máxima ha de ser del 8 %. Cuando se trata de rampas de más de 6 metros de largo, el desnivel no puede superar en ningún caso un 6 %. En cuanto a la inclinación transversal, no debe ser nunca de más del 2 %.
  • Anchura. Deberá ser al menos de 1,2 metros de ancho.
  • Longitud. La longitud máxima no debe superar los 9 metros. Si es necesario que sobrepase esta longitud, debe ir acompañada de elementos conocidos como “descansillos”, de al menos 1,5 metros de largo y de una anchura igual a la de la rampa.
  • Acceso. Deben ser antideslizantes, además de disponer de una doble barandilla donde las personas puedan sujetarse

Normativa relativa a la rampa de acceso en parkings

Las condiciones que deben cumplir las rampas en aparcamientos privados van a venir determinadas por la normativa específica de cada ayuntamiento.

Estas normas de carácter urbanístico van a delimitar tanto las dimensiones mínimas de las plazas de garaje como las dimensiones de los accesos al aparcamiento, el número de plazas que se van a reservar para vehículos grandes, etc.

Todas ellas son normas para garantizar la seguridad del parking. También disponen cuál debe ser la anchura de los viales, y todas las cuestiones relativas al aparcamiento y su estructura.

Se establece, por tanto, que las zonas de uso de aparcamiento deben disponer de un espacio de acceso y espera antes de la incorporación al exterior, que debe tener una profundidad de 4,5 metros como mínimo y una pendiente de un 5 % como máximo.

El acceso al parking debe permitir sin problemas la entrada y salida frontal de los coches, sin que exista la necesidad de maniobrar y dar marcha atrás para ajustarlo.

Es obligatorio que tengan al menos un acceso peatonal independiente. A su vez, para que se pueda considerar independiente, debe cumplir con los siguientes requisitos:

  • Anchura de al menos 800 mm.
  • Estar protegido, bien con barreras de protección de 800 mm de altura, como mínimo, o con pavimento un nivel por encima.

Las rampas de acceso a garajes o aparcamientos deben tener las siguientes características:

Vial de un único sentido, con 3 m de anchura mínima si es de directriz recta y de 3,5 m si se trata de una directriz curva. Debe utilizarse única y exclusivamente como entrada o salida de vehículos.

Vial de sentido alternativo, con las mismas características mencionadas arriba y también utilizable exclusivamente como entrada o salida de vehículos.

Vial con dos sentidos diferentes. Un sentido de entrada y otro de salida, permitiendo que los vehículos se crucen. En estos casos, la anchura mínima si se trata de una directriz recta será de 6 m (3 m por sentido). Si, por el contrario, son de directriz curva, deberán ser 7 m (3,5 m por sentido).

Todas estas soluciones son aplicables a las rampas de acceso y comunicación entre plantas.

Beneficios de la rampa salvabordillo en la industria

Dentro del sector industrial, para facilitar el acceso de grandes vehículos y maquinaria, la rampa de acceso supone un elemento necesario para facilitar y dinamizar el trabajo, así como para proteger la maquinaria de golpes.

Estos elementos facilitan significativamente el acceso y, en función de las necesidades de tu trabajo, puedes elegir un tipo de rampa u otro. Entre todas las posibles elecciones, como hemos visto, puedes encontrarlas fijas, plegables, enrollables, telescópicas, etc.

Se pueden instalar en el propio vehículo, como es el caso de autobuses o camiones, y desplegarlas cuando sea necesario. También pueden ser completamente portátiles, lo que las hará válidas tanto en interior como en exterior.

Cuando se trata de un almacén o de instalaciones industriales, deberán colocarse en el lugar concreto donde se realizan los trabajos de carga y descarga de los vehículos industriales. Estos elementos pueden convertirse en un complemento de las puertas divisorias entre secciones, instaladas en las naves industriales.

En cualquier fábrica, contar con una rampa bordillo modulable te ofrece soluciones en aquellos puntos donde existe movimiento de mercancías. Las ventajas que ofrece son numerosas:

  • Permite el ahorro de costes y de tiempo. Las rampas niveladoras tienen una maniobra de funcionamiento muy sencilla y rápida. Su control se lleva a cabo desde un cuadro de maniobras.
  • Ofrece seguridad y eficacia. Te va a permitir salvar el desnivel entre tu almacén y el vehículo cuando se trate de realizar operaciones de carga y descarga. Ofrece solidez, seguridad y eficacia en estas maniobras.
  • Brinda protección y confort. Algunas de estas rampas cuentan con un abrigo retráctil que sirve para proteger de las malas condiciones meteorológicas al trabajador y a las mercancías, evitando que puedan estropearse. Es un elemento indispensable en los procesos de carga y descarga, cuando se trata de manipular mercancías delicadas.

Con todo lo mencionado en este artículo, sin duda ya tienes una idea de la rampa que necesitas. Tanto si es para la protección de coches como si necesitas salvar un desnivel en un local, o bien es para un almacén de trabajo, puedes encontrar sin problemas aquello que mejor se adapta a tus necesidades. Eso sí, la mejor opción es siempre contar con la ayuda de un buen profesional que sepa orientarte, tanto en el modelo que necesitas como en la normativa que debes cumplir.

 

banner-cta-blog-DIVETIS

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta