Espejos de interior.

Muchas son las ocasiones en las que es necesario colocar un espejo que aumente la seguridad y vigilancia en una zona interior.

Garajes, escaleras, comunidades de propietarios, aulas, supermercados, industrias, tiendas… Todos cuentan con situaciones en las que tienen que reforzar la seguridad de los usuarios. En estas ocasiones, un espejo es un buen aliado. Se puede ver con anterioridad un posible peligro.

Para ello ofrecemos diversos tipos de espejos que pueden colocarse según la necesidad.

Espejos domos, de media esfera, cuarto de esfera, redondos, rectangulares, planos… Cada uno de ellos puede usarse en una necesidad concreta.

Existen modelos que permiten controlar 2 direcciones, también 3 direcciones e incluso hasta 4, lo que abre un gran abanico de posibilidades de seguridad y protección.