La señalización vial, y sobre todo las señales de tráfico, se encuentra englobada dentro del mobiliario urbano de una ciudad, ya que surge por la necesidad de poder tener informados a los usuarios de las vías de las condiciones de las mismas, en especial a los conductores y a los peatones.

En España, la Normativa y el Catálogo Oficial de Señales de Circulación están recogidos en el Reglamento General de Circulación, aprobado por Real Decreto 1428/2003, de 21 de noviembre (BOE nº 306, de 23 de diciembre de 2003).1 El Reglamento define, en la Sección IV del Capítulo VI del Título IV, la numeración y significado de las Señales Verticales e incluye en el Anexo I.5 la forma, símbolos y nomenclatura.

De acuerdo con los artículos 149.6, 157 y 165 del Reglamento, la forma, color, diseño, símbolos, significado y dimensiones de las Señales Verticales de Circulación son los que figuran en el Catálogo Oficial de Señales de Circulación.

En el anexo I del Reglamento se indica que el Catálogo Oficial de Señales de Circulación lo constituyen los siguientes documentos:

– Norma de carreteras 8.1-I.C. Señalización Vertical.2
– Norma de carreteras 8.2-I.C. Marcas Viales.
– Norma de carreteras 8.3-I.C. Señalización de obras.
– Catálogo de Señales Verticales de Circulación. Tomos I3 y II.4

Los documentos indicados establecen la tipología y presentación de las señales, y forman parte de la regulación básica establecida por la Dirección General de Carreteras del Ministerio de Fomento.