Las protecciones estructurales surgen porque en todas partes existen elementos susceptibles de recibir o provocar daños.

El daño puede producirse por dos motivos:

  • el elemento sufre un golpe. Por ejemplo un golpe a una columna de un almacén con una carretilla elevadora.
  • el propio elemento puede provocar daños. Por ejemplo un perfil metálico cortante puede herir a una persona

Como podemos imaginar, bien sea en industrias, aparcamientos, colegios, garajes u otros lugares, hay columnas, paredes, esquinas, muelles o materiales que necesitan protegerse. Son muchas las cosas que se pueden hacer.

Para evitar daños y crear un entorno más seguro, Divetis presenta una amplia colección de protecciones estructurales para atender a cualquier necesidad de seguridad y protección.