Marcaje de suelo.

El marcaje de suelo es una solución sencilla, económica y fácil de usar. Sirve para poder delimitar espacios en cualquier superficie.

Los usos más comunes suelen ser en naves industriales, colegios, polideportivos o calles y carreteras.

En las calles suele utilizarse de forma provisional. Cuando se planifica realizar una obra, es un método sencillo de señalizar los cortes que han de hacerse para empotrar tuberías, por ejemplo.

En las naves, colegios o polideportivos, el uso suele ser más definitivo. Se usa para establecer zonas con un uso concreto. Así, encontraremos naves con zonas destinadas a palets, o colegios con marcaje de suelo para diversos deportes.