Delimitadores.

Los delimitadores son elementos que utilizamos como separadores de áreas a nivel suelo. Lo más habitual es que sea para diferenciar carriles especiales que comparten una misma calzada. Es el caso de los carriles bici o carriles bus. En otras ocasiones estos separadores de carril también se colocan como delimitadores de una rotonda.

Estos productos tienen diversos diseños en el mercado, ya que se fabrican en base a dos posibilidades. Unos se diseñan para que la separación pueda saltarse en algún caso puntual para evitar un peligro mayor. Otros modelos se fabrican pensando que no se puedan traspasar. Éstos evitan que se pueda invadir el carril delimitado, dejándolo totalmente separado del resto de la calzada. Tiene como inconveniente que, en caso de que un vehículo quede averiado en el carril, se queda colapsado hasta que vengan a retirarlo.

Existen diferentes formas, tamaños y colores. Pueden fabricarse con un único elemento o formarse con varias piezas. Son muy versátiles en su función.