Coche y vacaciones. Combinación peligrosa

En la etapa vacacional, todo parece cambiar de rutina. Suelen modificarse los horarios, las actividades, las compañías…

Pero al volante, debemos extremar las precauciones a la hora de realizar la conducción con seguridad. Como nos recuerda la DGT «al volante, el 99% de tu atención no es suficiente«. Debemos estar alertas en todo momento para prevenir los accidentes que, en una gran mayoría, se provocan por pequeñas distracciones que pueden costar disgustos muy grandes, incluso la vida, ya sea propia o ajena.

Por eso, antes de subirnos al coche y arrancar el motor, debemos recordar estar bien preparados para nuestra nueva aventura que supone cada vez que nos subimos de nuevo a nuestro vehículo. Cualquier cosa que podamos necesitar, debemos tenerla prevista para evitar tener que distraernos (preparar nuestro navegador, sintonizar la música elegida, ponernos las gafas, hacer las llamadas o enviar los mensajes, colocar de forma adecuada el equipaje). Y recordemos: es preferible parar para conseguir lo que se necesite, que desatender nuestra «máquina de matar» un segundo mientras está en marcha.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario