Skip to content

Normativa sobre cepos y barreras de parking ¿Puedo instalarlo en mi plaza de garaje?

Contenido del artículo

El respeto a la propiedad privada y al uso exclusivo de una las plazas de garaje por parte de sus propietarios o inquilinos, es materia de más de un disgusto y disputa en las comunidades de vecinos y parking públicos donde se pueda alquilar una plaza garaje, ya que el uso indebido de la misma conlleva molestias y reclamaciones que llevan a tomar la determinación de instalar un cepo para parking con el que se garantice el uso exclusivo de la plaza de aparcamiento.

200-0023No obstante, muchas son las dudas sobre si existe una normativa clara y específica para la instalación de cepos para parking, barreras guardaplazas y otros dispositivos anclados al suelo dentro de los límites de la propiedad legalmente acreditada, como los topes de rueda.

Sin ir más allá del evidente sentido común que asiste a quien busca preservar sus derechos de uso y la comodidad de disponer de su plaza de garaje sin demoras, llamadas, discusiones ni enfrentamientos con vecinos y otros usuarios que con las más variadas excusas, la utilizan indebidamente aunque sea por breve espacio de tiempo. Por algo el propietario o inquilino paga reglamentariamente sus impuestos, gastos de comunidad y derecho de uso.

Es por ello que en respuesta a estas dudas frecuentes de nuestros clientes, tanto particulares como profesionales, en Grupo Divetis ofrecemos una amplia gama de dispositivos conocidos con diferentes nombres como cepos parking, cepos para plazas de garaje, guarda parking, cepos para parking disuasorios, barrera de parking escamoteable y pisable, cepo garaje tipo poste o bolardo abatible, barrera automática con mando a distanciabarreras para plazas de garaje con candado, que responden a las regulaciones de uso.

 

 

Hacer instalaciones dentro de una plaza de garaje, que dice la normativa 

200-0028 barrera con coche

Hemos consultado algunos conceptos sobre la normativa de cepos para parking instalados en plazas de garaje, las cuales se sustentan en los contenidos de las conclusiones del Seminario propiedad horizontal – Cuestiones prácticas y novedades jurisprudenciales, celebrado en Madrid  los días 23, 24 y 25 de marzo de 2011, publicado por el ICAM – Ilustre Colegios de Abogados de Madrid,  en el que se especifica que una plaza de aparcamiento es por definición, un espacio destinado al estacionamiento de vehículos -con o sin motor- remolques o similares; por lo que es de sentido común que todos los comuneros que hacen uso del recinto de garaje deben cumplir las normas de la Comunidad de Vecinos y el comportamiento cívico en cuanto a deberes y derechos, razón por la cual el legítimo propietario tiene derecho al uso de su plaza de garaje.

Ahora bien, la duda asalta a muchas personas cuando se confunden las normas reglamentarias de modificaciones e instalaciones de carácter urbanístico que no se admiten en las plazas de aparcamiento, tales como cerramientos y algunos tipos de uso del “vuelo” entre el techo y el vehículo, con la instalación de dispositivos anclados al suelo que delimitan, señalizan y limitan el uso de del espacio de las plazas de parking sobre las cuales se tiene pleno derecho de uso.

Conforme el artículo 7.1 de la Ley de Propiedad Horizontal, al considerarse al propietario de una plaza de garaje como el propietario de un “piso o local” se le permite realizar modificaciones en elementos arquitectónicos, instalaciones o servicios de su inmueble siempre que no perjudique la estructura exterior.

La L.P.H. dice también que el propietario de una plaza de garaje, al igual que el de una vivienda, puede venderla, alquilarla o prestarla, lo mismo que el dueño de la vivienda instala puertas de acceso para impedir la intromisión de terceros, el dueño de la plaza de garaje puede prohibir su uso a terceros instalando barreras, cepos, cadenas… excepto que la instalación impida el acceso a las plazas contiguas o invada zonas comunes de maniobra.

Quiere decir que como propietario tienes uso exclusivo de tu plaza de aparcamiento dentro del garaje, pudiendo colocar cepos de garajes sin solicitar autorización ni permisos, siempre y cuando esté delimitado dentro de tu plaza de garaje (de las líneas hacia dentro). En ningún caso la barrera guarda plaza debe salirse de las líneas que lo delimitan.

Aún así, y antes de colocar el cepo o barrera en tu plaza de aparcamiento hay que revisar los estatutos de la comunidad de vecinos. Comprobar que no exista ninguna ley o norma contraria a su colocación a su colocación.

 

Cepos de garajes, barreras guarda plazas

APCA16-Bajada-CocheSegún las fuentes consultadas, la respuesta más clara que defiende el uso de la plaza de garaje por su propietario o legítimo poseedor, está en la facultad reconocida por la Ley a reclamar daños y perjuicios por la privación del derecho de utilización, que en caso de incumplimiento reiterado por parte del demandado, puede incurrir en un  delito de desobediencia a la autoridad judicial.

Todo esto indica que los cepos parking, cepos para plazas de garaje, guarda parking, cepos para parking disuasorios, barrera de parking escamoteable pisable, cepo garaje tipo poste o bolardo abatible, barrera automática con mando a distancia o  barreras para plazas de garaje con candado, instaladas mediante anclajes al suelo dentro de los límites de la plaza de aparcamiento, pueden colocarse sin perjudicar los derechos de los demás usuarios del recinto, sin contravenir las normas comunitarias (muchas veces acordadas de manera específica en juntas de vecinos), salvaguardando la comodidad y disponibilidad de quien está autorizado para su uso.

Si tienes vecinos que se aprovechan de tu propiedad, de tu plaza de garaje, sola, no vigilada y fácil de acceder por estar en un parking comunitario?. Todos los días oímos a personas cansadas de lidiar con este problema que a veces llegan a graves litigios. Tratándose de una propiedad privada, la policía no puede activar ningún procedimiento para la retirada del vehículo. La solución es denunciar mediante apersonamiento de un notario en el lugar, solución cara y complicada. Instalar un elemento disuasorio en su aparcamiento, como por ejemplo, una barrera de parking como la APCA14 (guardaplaza rubusta y resistente), puede ayudarle a solucionar este problema. Es una forma económica de proteger de invasiones abusivas a su plaza de garaje. Existen muchos modelos que se adaptan a cada gusto, necesidades y bolsillos. Para quien busca un producto más resistente, robusto, ancho, mejor anclado al suelo y con una estética cuidada, recomendamos la barrera de parking con 3 bases de anclaje.