pos1s5_FB-post-grupo-divetis

Protector de columna industrial, definición y tipos

En la mayoría de espacios de trabajo donde se emplea maquinaria, las estructuras de los edificios están presentes en forma de pilares, que se han de evitar a la hora de circular por el interior. Lo mismo ocurre en los garajes de aquellos que están destinados a viviendas. Estos componentes estructurales están expuestos a recibir impactos por parte de los vehículos que, si no cuentan con un protector, ocasionan daños en estos y pueden poner en peligro la integridad del edificio.

Los principales elementos de la estructura que hemos de proteger son los pilares, ya que aparecen exentos y ha de circularse alrededor de ellos. Para ello, empleamos elementos de protección de distintos tipos que se colocan alrededor y de los que te hablamos a continuación.

Los elementos de protección industrial para las columnas

Los sistemas de protección industrial consisten en colocar un recubrimiento alrededor de la columna que absorbe la fuerza del impacto de carretillas elevadoras, montacargas y otro tipo de maquinaria industrial. Están fabricados con polímeros de alta flexibilidad y resistencia que permiten disipar la energía del golpe y recuperar su forma.

Hay varios tipos de protectores, y cada fabricante dispone de sus propias versiones. Pueden ser:

  • Con cámara de aire interior.
  • Modulares o Protect-it.
  • Universales.
  • De esquina.
  • Sencillos o de espuma.

Cómo evitar daños en la estructura

El uso de maquinaria industrial en el interior de un edificio ha de realizarse con gran precaución, ya que el impacto de vehículos tan pesados contra los pilares puede afectar a la integridad estructural de los edificios. Incluso a bajas velocidades, una máquina de varias toneladas transmite una gran cantidad de energía a la columna si esta no está protegida.

Esta fuerza recibida actúa a cortante, que es un tipo de empuje para el que los pilares no están preparados, ya que están pensados para actuar a compresión. Aunque la columna no se derribe por el impacto, si se produce una rotura de la sección del pilar, este deja de transmitir las cargas correctamente al terreno y ello puede suponer un serio peligro para el conjunto del edificio.

Por eso, si empleamos maquinaria pesada en el interior de un edificio debemos proteger los pilares con protectores que disipen una buena cantidad de la fuerza generada por la colisión. Los productos que podemos encontrar en el mercado se testan realizando una simulación mediante el golpe de una grúa contra el elemento. Un protector podría absorber por completo el impacto de un vehículo de 2 o 3 toneladas a una velocidad de 6 km por hora.

Los pequeños impactos también influyen en la estructura de una columna

Sin embargo, no es necesario un gran impacto para dañar la estructura. En especial los pilares rectangulares son muy sensibles a los golpes laterales, porque pueden hacer que se desprendan trozos de hormigón de ellos. Aunque no parece tan grave como un impacto fuerte, reduce una parte de la capacidad de compresión del pilar y deja más expuesta la armadura al ambiente. A largo plazo, esto implica que puede acabar oxidándose y perdiendo sus propiedades resistentes.

Es por esta razón por la que cuando se diseña un aparcamiento, se suelen colocar pilares de sección circular. Sin embargo, en almacenes o edificios industriales a menudo se encuentran rectangulares, más fáciles de ejecutar y con los que tendremos que prestar especial atención a la protección de sus esquinas.

Tipos de elementos de protección

Como te hemos comentado, los elementos de protección pueden varían en forma, material y sistema de absorción de impactos. Para entender mejor la manera en la que funcionan, te explicaremos en detalle cada tipo mencionado.

Protectores con cámara de aire

Los protectores con cámara de aire interior son los más completos y resistentes, pues están pensados para soportar golpes de maquinaria industrial. Se colocan mediante correas de sujeción abarcando toda la columna para protegerla por completo. Tienen una parte externa de polímeros flexibles con hendiduras para permitir disipar mejor la fuerza del impacto. La parte interna está llena de cavidades que forman una cámara de aire y, al aplicar presión, lo liberan progresivamente, como el airbag de un coche.

Protectores modulares

Tomando como base una pieza modular de unos pocos centímetros, estos protectores se van uniendo unos con otros formando una malla que se adapta a cualquier forma de columna, ya sea cuadrada o circular. Están fabricados con polímeros de alta resistencia y preparados para soportar grandes impactos, por lo que también son aptos para lugares donde se maneja maquinaria industrial.

Protectores universales

Son también modulares, se forman uniendo con tornillos piezas de esquina con otras que son conectoras, del tamaño que queramos, lo cual los hace también aptos para todo tipo de pilares, incluso esquinas de muros donde solo necesitamos proteger dos o tres lados. Tienen alta resistencia a impactos.

Protectores de esquina

Son elementos más sencillos que permiten proteger cada esquina por separado, o priorizar estas en pilares rectangulares. Las esquinas son las zonas más sensibles porque son propensas a que se desprendan trozos de la columna con impactos o roces de menor intensidad. Por ello, puedes llegar a encontrarlos en garajes de viviendas.

Protectores de espuma

Este tipo de protectores se fabrica a medida con espuma de alta densidad y se acopla a la perfección alrededor de la columna que hay que proteger mediante cierres con velcro o bridas.

Poseen menor capacidad de absorción de impactos que otras soluciones, pero suficiente para que el pilar no reciba daños de impactos ligeros.

Esto los hace la opción ideal para garajes de viviendas, porque no reducen espacio útil para la circulación y protegen más la carrocería de los vehículos en choques ligeros; cumplen igualmente con su función protectora de la columna. Se pueden colocar, también, en todo tipo de instalaciones o negocios cuya actividad pueda implicar posibles impactos derivados del uso del local. Además, suelen ser una opción para recubrir los pilares de escuelas infantiles, ya que los hace más seguros para los niños.

En definitiva, puedes comprender que el uso de un elemento protector para la columna resulta imprescindible a la hora de garantizar la seguridad estructural de un edificio. Si hacemos un uso adecuado de ellos, evitaremos que los pilares resulten dañados por el impacto fortuito de la maquinaria industrial.

 

banner-cta-blog

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta