Skip to content

Rampas de acceso salva bordillos

Cuñas para conectar dos superficies a diferente nivel, para la circulación de vehículos o personas

Modelos

Las rampas salva bordillos eliminan barreras arquitectónicas y mejoran el acceso a camiones, automóviles, coches, sillas de ruedas o scooters. Evitan que los vehículos sufran daños al subir o bajar los desniveles.

Fabricadas de un material resistente y duradero que soporta el peso de vehículos de gran tonelaje. Apto para interior y exterior, pueden ser móviles o ancladas mediante tornillos. Además cuentan con un patrón antideslizante en su superficie para mejorar el agarre de las ruedas, y con un color que facilita su visibilidad.

Hay modelos que disponen de suplementos para adaptarlos a todas las alturas de bordillos, también existen piezas para terminaciones laterales de las esquinas.

Algunos modelos tienen canaletas que permiten el paso de cables o mangueras, y dejan también pasar el agua.

Solicita presupuesto o asesoramiento sin compromiso







    Beneficios de la rampa salva bordillo en la industria

    A veces, existen barreras arquitectónicas que impiden el desarrollo cómodo del tránsito en algunas zona. Éste es el caso de los bordillos, necesarios para dotar de seguridad a las aceras, pero a la vez molestos cuando se han de saltar con algunos vehículos.

    Cuando se diseña una calle, no siempre se puede prevenir todo el uso que se le va a dar a la misma, contando que, normalmente los viales se construyen antes que todo lo demás. Por ello, podemos encontrarnos que hay que acceder a un garaje que no se ha realizado en rebaje de bordillo correspondiente.

    Para estos casos, ponemos a su disposición rampas fabricadas en goma para que puedan colocarse de forma fija o móvil para poder salvar el bordillo y acceder de forma cómoda con el coche, sillas de ruedas, coches de bebe, carritos de niños. Tienen la función de comunicar dos superficies de distinto nivel.

    Aunque a muchos de nosotros no nos lo parezca, un solo escalón puede resultar un enorme obstáculo. Ya no solamente para personas con movilidad reducida, sino en nuestro día a día. Tanto para la protección de coches, como si te mueves en silla de ruedas o llegas a casa con una enorme compra, una rampa salva bordillo puede resultar imprescindible.

    Dentro del sector industrial, para facilitar el acceso de grandes vehículos y maquinaria, la rampa de acceso supone un elemento necesario para facilitar y dinamizar el trabajo, así como para proteger la maquinaria de golpes.

    Estos elementos facilitan significativamente el acceso y, en función de las necesidades de tu trabajo, puedes elegir un tipo de rampa u otro. Entre todas las posibles elecciones, como hemos visto, puedes encontrarlas fijas, plegables, enrollables, telescópicas, etc.

     

    Normativa vigente para la rampa de acceso

    A la hora de construir una rampa salva bordillo, no debes olvidar las cuestiones técnicas en cuanto a accesibilidad, utilidad y seguridad. Siempre es recomendable que cuentes con el asesoramiento de un profesional que pueda garantizar el cumplimiento de la normativa vigente y de los requisitos de accesibilidad. Pero, veamos cuáles son estos requisitos.

    Actualmente, las rampas de acceso deben ajustarse a las siguientes directrices:

    • PendienteEste punto va a depender de la longitud que tenga. Cuando se trata de una rampa de menos de tres metros, no debe superar un 10 % de desnivel.
    • Desnivel. Si mide entre 3 y 6 metros, la inclinación máxima ha de ser del 8 %. Cuando se trata de rampas de más de 6 metros de largo, el desnivel no puede superar en ningún caso un 6 %. En cuanto a la inclinación transversal, no debe ser nunca de más del 2 %.
    • Anchura. Deberá ser al menos de 1,2 metros de ancho.
    • Longitud. La longitud máxima no debe superar los 9 metros. Si es necesario que sobrepase esta longitud, debe ir acompañada de elementos conocidos como “descansillos”, de al menos 1,5 metros de largo y de una anchura igual a la de la rampa.
    • Acceso. Deben ser antideslizantes, además de disponer de una doble barandilla donde las personas puedan sujetarse