proteccion-estanterias-almacenaje-tipos

Conoce todos los tipos de protector de estructuras de almacenaje

El almacén es el lugar en el que vamos a instalar los sistemas de almacenaje y debe cumplir la función de mantenimiento de los productos de una manera óptima. Esta infraestructura es fundamental e imprescindible, ya que de ella depende la seguridad del sistema de almacenaje. Para reforzar la seguridad de las estanterías de un almacén, cuentas con distintos sistemas de protección, como el protector de racks.

Vamos a ver cómo funciona este accesorio y los distintos tipos que existen.

¿Qué elementos de protección son necesarios en un almacén?

Numerosos elementos influyen en la seguridad de los sistemas de almacenaje y logistica. Por ejemplo, es importante que la materia prima sea de calidad, que llevemos a cabo revisiones periódicas y, sobre todo, que hagamos un mantenimiento adecuado de cada estructura. Pero también es necesario realizar un plan de formación para la plantilla, con el objetivo de que cuente con los conocimientos necesarios para la correcta manipulación de la mercancía.

Además de todos estos aspectos, debes tener en cuenta los accesorios y complementos de seguridad que existen y que ofrecen una protección adicional tus estanterías industriales. Algunos de estos accesorios son los protectores.

Los protectores para racks tienen un papel muy importante en la prevención de accidentes dentro del almacén. Estos deben instalarse con varios objetivos:

  • Evitar la caída de carga en zonas de paso y de trabajo.
  • Prevenir el hundimiento de la mercancía en los niveles de carga.
  • Mitigar el efecto de los golpes que se producen en los racks al maniobrar.

Como dato interesante, podemos decir que en España más del 40 % de las bajas que se producen por accidente se deben a golpes o aplastamientos por la caída de una estantería. Por todo esto es fundamental reforzar la seguridad de estas estructuras, para prevenir estos accidentes en el trabajo. Veamos de qué forma.

Protector contra golpes de equipos de manutención

Este protector tiene el objetivo de mitigar el impacto de elementos y garantizar la integridad de la estructura que contiene las cargas. Dentro de este grupo encontramos:

  • Protectores laterales. Se encargan de proteger la parte inferior lateral de las racks. Se instalan en los extremos y en aquellos lugares donde mayor es la probabilidad de que se sufran golpes e impactos. ¿Cuáles son estos lugares? Las intersecciones de pasillos, zona de expedición o túneles.
  • Protector de puntales y bastidores. Estos se encuentran anclados al suelo y se colocan recubriendo el puntal de la estantería. Suelen ser de corta altura, puesto que la mayoría de impactos se producen muy cerca del suelo.

Si tu almacén cuenta con pasillos muy estrechos, es poco probable que haya choques, puesto que el movimiento de las carretillas queda muy limitado. En su lugar, deberás incluir un sistema de guiado para montacargas que puede llevarse a cabo con perfiles mecánicos (metálicos o de hormigón) o con un sistema de filoguiado. Este consiste en enterrar un hilo que marque la dirección con un campo magnético.

Elementos de protección extra para la manipulación de cargas

Cuando llega el momento de depositar la carga es cuando mayor riesgo se asume. Para proteger las estanterías en este momento hay dos elementos imprescindibles con los que deberás contar.

  • Mallas anticaída. Estas son paneles rejados parecidos a un cerramiento industrial. Se deben colocar en la parte de atrás de la estantería que coincide con las zonas de paso. Su objetivo es prevenir la caída de la carga. Es importante que las coloques también en la parte inferior de los túneles.
  • Perfiles de posicionamiento de tarimas. Estos funcionan como topes en la colocación tarimas en las estanterías. Estos sirven como soporte al empuje de la tarima.

Sistemas de refuerzo para evitar el hundimiento de la estantería a causa del peso

La función de estos elementos es reforzar la carga estructural que soportan. Gracias a ellos, lograrás una mayor estabilidad en las estructuras del almacén. Sin embargo, su instalación no significa que se pueda colocar más cantidad de mercancía de la permitida. Algunos de ellos son:

  • Atirantados. Sistema de perfiles de metal que aumenta la estabilidad de la estantería. Se deben ajustar a los bastidores y puedes adquirirlos horizontales o verticales. Además, incorporan un tensor para que puedas regular la rigidez deseada.
  • Travesaños de refuerzo. Van de forma perpendicular a los largueros. Previenen la caída de las tarimas de mala calidad.

El mantenimiento y la inspección del almacenaje, claves para la seguridad

Sin duda, la mejor opción para garantizarte un sistema de almacenaje seguro es contar con trabajadores formados, realizar revisiones habituales, un mantenimiento minucioso, una buena calidad en los materiales de la estructura y un buen diseño de la misma.

Junto con estos aspectos, es importante que cuentes con las protecciones que hemos visto a lo largo del post y que ayudarán a minimizar los daños que puedan producirse. Para que tu almacén funcione a la perfección y se minimicen al máximo los riesgos, deberás tener en cuenta los siguientes aspectos:

  • Conocer y aplicar la normativa europea y local.
  • Realizar inspecciones regulares. Estas deberán llevarse a cabo por el responsable de logística que hayas designado.
  • Proceso de formación continua de los trabajadores para un correcto manejo de los equipos de almacenaje.
  • Contar con personal cualificado que sepa usar correctamente los equipos.
  • Realizar un correcto mantenimiento de las instalaciones. Ante cualquier pequeña anomalía se debe actuar con rapidez para que no vaya a más y acabe suponiendo un grave riesgo de hundimiento de la estructura.

Con un correcto plan de inspección se puede verificar el estado de la estructura, su resistencia, si la carga soportada es o no la correcta, etc. Se verifican también todas las protecciones que se encuentran garantizando la seguridad de la estantería. Si existe algún daño, por pequeño que sea, se evalúa y se llevan a cabo las reparaciones necesarias.

Todos los elementos que hemos visto a lo largo de este post constituyen un sistema de almacenaje y logística eficiente, siempre y cuando se respeten todas las medidas de seguridad recomendadas y se cuente con los elementos necesarios para aumentar la seguridad, como el protector de estantería. En un almacén es fundamental que cuentes con la mayor seguridad posible, a fin de evitar tanto pérdidas y roturas, que supondrían una pérdida de dinero, como accidentes del personal, que pueden llegar a ser graves.

 

banner-cta-blog

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta